Page 7

LyC 06

7 Pero, tal como es habitual en la natu-raleza humana, una vez resuelta una necesidad generamos otra más sofisti-cada. En las sociedades desarrolladas además de ver el espacio es importan-te comunicarlo. Para ello, es necesa-rio crear jerarquías de niveles lumí-nicos, enfatizar las particularidades arquitectónicas, aportar orden, ritmo. Generar emoción, tanto por la estética como por la sorpresa que produce… luz para mirar y contemplar, e inclu-so, para deleitarse. Este es el aspecto que persiguen la mayoría de los proyectos de diseño de iluminación. A través del orden y el rigor emocionar. La base del proyecto se compone de dos “ingredientes” básicos: los aspec-tos técnicos y los aspectos subjetivos. Los técnicos, tales como consumo, vida de las lámparas (tanto en horas como en rendimiento), temperaturas de color, tipo de luminaria a emplear, accesorios, sistemas de control, etc., son datos medibles, contables, fácil-mente manejables, con posibilidad de regular con normas. Aspectos que marcarán valores en conceptos tales como eficiencia, sostenibilidad, man-tenimiento, etc. Los aspectos subjetivos, que son tan importantes o más que los técnicos, son, sin embargo, más difíciles de definir, de cuantificar y de incluir en normativas. Tenemos muy bien resuelta la parte técnica, y se sigue desarrollando para que sean mejores sus características pero, en cambio, la parte subjetiva no es objeto de grandes estudios ni de-sarrollos, ya que, de momento, no re-vierten beneficios económicos. ¿Cuáles son los componentes subjeti-vos que hacen totalmente diferente un proyecto realizado por un diseñador de iluminación del de otro profesio-nal? Esta es la respuesta del millón de dólares. No conozco ningún manual que con-temple de manera ordenada estos as-pectos. Y sé que cada profesional ha ido desarrollado sus planteamientos según su formación y aptitudes per-sonales. Hay quien se acerca a estos principios desde el punto de vista de la arquitectura, del arte, de la fotogra-fía… sin embargo yo os voy a expli-car aquellos aspectos que tengo en cuenta: 1- La importancia del USUARIO. Todo proyecto debe ser desarrollado teniendo en cuenta al usuario del mis-mo. Un diseño de iluminación que no lo contemple está abocado al fracaso.


LyC 06
To see the actual publication please follow the link above